FacebookTwitterInstagramGoogle Plus +PinterestLinkedinYoutube

Orzuelo

¿Qué es un Orzuelo?

La mayoría de las protuberancias en el párpado son orzuelos, que corresponden a glándulas cebáceas inflamadas en el borde del párpado, donde éste se encuentra con la pestaña. El orzuelo aparece como una protuberancia rojiza similar a un grano y es sensible, especialmente al tacto.

Causas del Orzuelo

Un orzuelo es causado por bacterias de la piel que se introducen en el folículo piloso de la pestaña. Los folículos contienen glándulas cebáceas que se inflaman a causa de las bacterias. Los orzuelos son similares a los granos comunes del acné que se dan en cualquier parte de la piel y es posible que se presente más de un orzuelo al mismo tiempo.

Los orzuelos generalmente se desarrollan en cuestión de unos pocos días y pueden drenar y curarse espontáneamente. Un orzuelo puede convertirse en chalazión, esto es cuando una glándula cebácea inflamada se obstruye por completo. Si el chalazión crece lo suficiente, puede causar problemas con la visión.

Si la persona tiene Blefaritis, tiene más probabilidades de desarrollar orzuelos. Otras posibles protuberancias de los ojos son, entre otras:

•Xantelasma: parches amarillos levantados en los párpados que pueden presentarse con la edad y que son inofensivos, aunque ocasionalmente pueden ser un signo de colesterol alto.
•Papilomas: protuberancias de color piel o rosa. Son inofensivas, pero pueden crecer lentamente, afectar la visión o causar molestias por razones estáticas (si esto sucede, se pueden extirpar quirúrgicamente).
•Quistes: pequeños sacos llenos de líquido que pueden afectar la visión.

Síntomas del Orzuelo

Además de la protuberancia enrojecida e inflamada, otros posibles síntomas son:  
•Lagrimeo del ojo,
•Sensación irritante y arenosa como si hubiese un cuerpo extraño,
•Sensibilidad a la luz.

Diagnóstico de Orzuelo

El oftalmólogo puede diagnosticar un orzuelo simplemente con mirarlo y, por lo general, no se requiere ningún examen especial.

Tratamiento del Orzuelo

Los orzuelos pueden tratarse aplicando compresas tibias-calientes durante 10 minutos 4 veces al día.
No se debe intentar extirpar los orzuelos o cualquier otro tipo de protuberancia del párpado, sino dejarlos que drenen por sí solos.
En los casos de orzuelos recurrentes o persistentes puede ayudar el uso de cremas antibióticas y, en algunos casos de orzuelos grandes, es necesario abrirlos para drenar la infección.

Pronóstico del Orzuelo

Los orzuelos tienden a desaparecer por sí solos, pero pueden reaparecer. El resultado con el tratamiento simple generalmente es excelente.

Complicaciones del Orzuelo

•    Recurrencia del orzuelo,
•    Diseminación de la infección a otros folículos de las pestañas,
•    Diseminación de la infección al tejido del párpado (celulitis del párpado).

Situaciones que requieren ver al oftalmólogo

•    La persona presenta problemas con la visión,
•    El orzuelo empeora o no mejora en una semana o dos de cuidados personales,
•    El orzuelo o protuberancia se torna muy grande o doloroso,
•    Se presenta una ampolla en el párpado,
•    Se presenta costra o descamación de los párpados,
•    Todo el párpado está rojo o el ojo en sí­ presenta enrojecimiento,
•    La persona es muy sensible a la luz o tiene exceso de lágrimas,
•    Un orzuelo regresa poco después del tratamiento exitoso de otro,
•    La protuberancia en el párpado sangra.

Prevención del Orzuelo

Es recomendable lavarse muy bien las manos antes de tocar la piel alrededor del ojo. La limpieza cuidadosa del exceso de aceite de los bordes de los párpados puede ayudar a prevenir el desarrollo de los orzuelos en personas susceptibles a ellos. 

¡Envianos tus preguntas!

Por favor escriba su Nombre Completo.
Entrada no válida
Entrada no válida
Por favor escriba su Email.
Por favor escriba su Mensaje.

Google +

Recibe las mejores promociones: