FacebookTwitterInstagramGoogle Plus +PinterestLinkedinYoutube

Trasplante de Córnea

¿Qué es un Trasplante de Córnea?

Un Trasplante de Córnea consiste en sustituir una córnea con daño por ejemplo por tener queratocono, opacidades, alteraciones genéticas, etc.

Se retira la Córnea dañada y se sustituye por una donada por una persona fallecida, NO existe donación de una persona viva.

Sinónimos del Trasplante de Córnea

•Queratoplastia penetrante
•QPP.

¿Cómo se realiza un Trasplante de Córnea?

Este procedimiento busca remover la parte central de la cornea de espesor total del paciente y reemplazarla con la cornea también de espesor total del donante.

En los últimos años la cirugí­a de ojos ha mostrado un alto nivel de eficiencia, efectividad y mejoría notable del confort. La cirugí­a de transplante de cornea es el más exitoso de todos los procedimientos de trasplante y las técnicas se mejoran constantemente.

¿Cómo consigo una córnea para mi o para mi familiar?

Los bancos de ojos se encargan de obtener corneas sanas, examinarlas y conservar las córneas y de distribuirlas a los cirujanos autorizados para trasplante de córneas. Son cirugí­as bastante comunes y con muy buenos resultados. La probabilidad de rechazo es menor que la de cualquier otro órgano transplantado ya que la cornea no tiene vasos sanguí­neos. El rechazo de otros órganos generalmente se da por incompatibilidad entre el donante y el receptor que es mediada por células sanguíneas.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza para el Trasplante de Córneas?

La anestesia local o general se usa en este procedimiento y en general no es necesaria la hospitalización después de la cirugía.

¿Cómo será mi visión después del Trasplante de Córneas?

Ya que la visión inicialmente será borrosa, necesitará que alguien maneje hasta su casa. Una vez allí debe asumir un estilo de vida reposado por varios días. Algunas personas experimentan algo de molestia o incomodidad después de la cirugí­a. La incapacidad laboral varí­a de acuerdo al trabajo de cada persona. Generalmente en un trabajo sedentario se puede reincorporar en una o dos semanas.

El cirujano usa un instrumento llamado trépano para remover su córnea distorsionada o dañada y también para cortar una porción similar en la córnea donante. Luego se coloca la córnea donante donde estaba la córnea dañada y se sutura en este lugar. Todo el procedimiento se realiza bajo visión microscópica. La sutura que se usa es mucho más fina que un cabello humano.

Los parches usualmente se remueven en 1 o 2 dí­as después de la cirugí­a pero usted no va a ver bien inmediatamente. Pasarán varios meses antes de que su visión se estabilize y que se le puedan prescribir anteojos o lentes de contacto. Existen grandes diferencias entre casos diferentes y por lo tanto los lapsos de tiempo mencionados anteriormente deben considerarse muy generales.

Aunque hay un 95% de probabilidad de éxito en transplantes de córnea para queratocono, este procedimiento, como cualquier otra operación, involucra riesgos potencialmente serios. En casos donde el primer trasplante no es satisfactorio, un segundo trasplante puede ser la solución. La recurrencia de queratocono en la córnea trasplantada ha ocurrido pero es extremadamente raro. Aunque la pérdida permanente de visión es rara, puede ocurrir. El trasplante de córnea se considera solamente en aquellos casos en los cuales el lente de contacto no puede ser solución o provee de una inadecuada visión.

¿Es la córnea la única parte trasplantable del ojo?

Sí, la única parte trasplantable del ojo es la córnea. Existen otras partes que se pueden trasplantar como la esclera (para reparaciones extensas) la conjuntiva en algunos casos de lesiones conjuntivales, y existen algunas experiencias con trasplantes del propio individuo de retina y de conjuntiva. Pero el único tejido vivo, realmente trasplantable es la córnea.

¿Si estoy ciego por otras razones se me puede trasplantar la córnea y ver?

No. La córnea trasplantada solo rehabilita a las personas que sufren de enfermedades de la córnea y en consecuencia si la pérdida de la visión es por otras razones, un trasplante de córnea no le puede rehabilitar la visión.

¿Debo acudir al banco de ojos para obtener una córnea?

No. Es su oftalmólogo quien solicita una córnea para usted. Los bancos de ojos no distribuyen córneas a los individuos en forma directa, lo hacen a través del oftalmólogo.

¿Cuánto cuesta la córnea ?

Nada. La distribución de las córneas es gratuita. De acuerdo a su condición socioeconómica es posible que le carguen en su cuenta los gastos de preservación del tejido. Pero la córnea como tejido no se vende y no es susceptible de ser comprada. Muy frecuentemente se obtiene de Bancos de Ojos en U. S. A.

¿Pueden mis familiares donarme una córnea?

No. No existen donaciones de córnea entre seres humanos vivos. Solo suceden cuando alguien ha fallecido y donado las córneas. Si algún familiar suyo fallece, puede, dar aviso al banco de ojos, para que proceda a la toma del tejido, y esta córnea , en estas condiciones, podría ser para usted.

¿Puedo donar mis corneas yo, que no tengo problemas en ella?

Si. Acuda a la oficina de trabajo social y manifieste su intención Ellos le expedirán una credencial de donante, para que, en caso de muerte, usted pueda ser donante de córneas.

¿Cuánto debo esperar para obtener una córnea?

El tiempo de espera es muy variable pues dependerá de la gente que está inscrita en el banco de ojos antes que usted y del número de donantes cadavéricos existentes. De ahí que esto no sea fácilmente programable.

¿Puedo infectarme de SIDA u otras enfermedades por  un trasplante de córnea?

No. Todos los tejidos que se trasplantan se comprueban que no sean portadores de estas enfermedades. Si se trasplantara por equivocación un tejido proveniente de un paciente infectado y no se hubieran hecho las pruebas correspondientes, la posibilidad existirá.

¿Necesito internarme para un trasplante de córnea?

Si. Aunque ocasionalmente un trasplante de córnea se puede hacer en forma ambulatoria lo habitual es que los pacientes permanezcan un día hospitalizado.

¿Cómo va a ser la anestesia en un trasplante de córnea?

Puede ser local o general. La decisión de esto se hará de acuerdo a sus características de salud y a la opinión de su oftalmólogo.

¿Qué posibilidades tengo de que se me rechace la córnea?

Como un tejido vivo proveniente de otro ser humano distinto a usted puede rechazarse. Gracias a que la córnea no tiene sangre los rechazos ocurren en forma infrecuente, pero pueden suceder. La mayor parte de ellos, si son detectados tempranamente, pueden ser satisfactoriamente tratados. Cualquier cambio desfavorable en su visión en los primeros seis meses después de un trasplante de córnea debe ser reportado lo más pronto posible a su oftalmólogo, quien determinará si se trata de un rechazo de córnea y le dará el tratamiento correspondiente. Si a pesar de esto el rechazo continuara, la cornea se opaca y deberá de ser cambiada de nuevo.

¿Cómo va a ser la apariencia de mi ojo con un trasplante de córnea?

Exactamente igual. Tal vez un poco rojo los primeros días. Pero el ojo se observa de apariencia normal. El color de los ojos no cambia por virtud de un trasplante de cornea.

¿Cómo va a ser el periodo de rehabilitación con un trasplante de córnea?

Lento. La visión es mejor desde el primer día después de la operación y tiende a irse viendo más claro y mejor con el paso de las semanas y los meses. Su oftalmólogo, en las vistas posteriores a la operación, determinará un proyecto de retiro de suturas que eventualmente le darán mayor visión. Rara vez se quitan todas las suturas antes del 8vo. mes y en consecuencia la visión definitiva, con o sin lentes, se conocerá hasta ese momento.
Durante los primeros tres meses se le solicitará que evite deportes que impliquen contacto físico y se le solicitará que mantenga su ojo protegido durante el día con algunos lentes protectores.

¿Qué complicaciones puedo tener con un trasplante de córnea?

La principal complicación es el rechazo de córnea. Puede ocasionalmente presentarse también glaucoma, catarata, e infecciones del trasplante. En los primeros días del postoperatorio pueden presentarse raramente infecciones internas por gérmenes que pueden haber entrado al interior del ojo en la cirugía o a través de las suturas. Estas infecciones, aunque raras, pueden ser severas y perderse la visión.

¿Cuándo se debe realizar un trasplante de córnea?

Cuando se producen opacidades sobre la córnea o deformaciones definitivas debe realizarse un trasplante de córnea. Una córnea debe trasplantarse cuando sea la causa de una disminución de visión tal que afecte su desenvolvimiento normal. Cuando la enfermedad es de origen corneal, la pérdida visual depende del grado de alteración de la córnea.
La disminución visual puede ser desde pequeña hasta severa, tal que le impida al paciente desenvolverse con normalidad. La situación, entonces, es variable para cada paciente.
Sin embargo, cuando afecta los hábitos normales de vida del paciente es aconsejable operar.

¿Cómo se realiza un trasplante de córnea?

Para realizar un trasplante de córnea se extrae la córnea alterada (patológica) reemplazándola por la córnea transparente de un donante.
Este nuevo botón corneal queda suturado al borde la córnea del receptor.
Para ello se utilizan instrumentos quirúrgicos de corte y de sutura de alta precisión.
El ajuste armónico de las suturas es esencial para que no se produzca astigmatismo importante en el postoperatorio, (el astigmatismo se produce cuando un punto tracciona mas que los otros y modifica la curvatura de la córnea en un eje más que otro.)
Si el paciente tiene catarata en el mismo momento en que se realiza el trasplante de córnea se puede efectuar la operación de catarata con colocación del lente intraocular.

¿Cómo veré luego del trasplante?

Durante los primeros meses la visión no es muy buena. Pero no debe desanimarse. Ello se prolonga hasta que las suturas se "acomodan" y dejan de traccionar la córnea.
También la extracción de algunos puntos permite mejorar la visión, al disminuir el astigmatismo residual. Estos puntos serán extraídos gradualmente desde el cuarto mes hasta el año.
Durante este período de visión regular la misma se puede mejorar con el uso de anteojos o lentes de contacto.

¿Es peligroso realizar un trasplante?

Como en todas las cuestiones humanas, hay un pequeño porcentaje de casos en que pueden surgir complicaciones, la mayoría de las cuales se pueden solucionar.
Entre las complicaciones graves, muy poco frecuentes, figuran la hemorragia expulsiva y la infección; ambas pueden conducir a la pérdida visual definitiva.
Como riesgo postoperatorio importante y latente, siempre se encuentra el rechazo del injerto, del cual más adelante volveremos a hablar.
Con respecto al riesgo de vida, en el momento de la operación es prácticamente nulo. Esto se debe al tipo de anestesia y al monitoreo permanente por parte del anestesiólogo.

¿Qué probabilidades tengo de rechazar el tejido trasplantado?

Afortunadamente, como dijimos, la córnea es un tejido avascular, y esto hace que haya menos chance de rechazo. Aún así, siempre existe la posibilidad latente de rechazar la córnea del donante. Esta probabilidad va decreciendo durante el primer año postoperatorio, hasta ser menor al 10%; y menos aún en los años subsiguientes. Pero, es importante saber que el rechazo puede existir hasta muchos años después del trasplante.
Es fundamental que usted conozca los posibles signos y síntomas de rechazo del injerto: dolor, ojo rojo y disminución de la agudeza visual.
Si aparecieran cualquiera de estos síntomas deberá administrarse los medicamentos que le indicaremos y deberá concurrir a la consulta lo más rápido que pueda.

Etiquetas: Cirugías para Queratocono, Tratamiento para Queratocono, Operación para Queratocono

¡Envianos tus preguntas!

Por favor escriba su Nombre Completo.
Entrada no válida
Entrada no válida
Por favor escriba su Email.
Por favor escriba su Mensaje.

Google +

Recibe las mejores promociones: