📓 Blog Oftalmológico

đŸ„‡ Demodex, el Ácaro que se Esconde en Nuestras Pestañas

Demodex en las pestañas causa Blefaritis

Los humanos contamos con una gran cantidad de bacterias y paråsitos entre nuestras células, y uno de los mås comunes es el Demodex el cual es un åcaro. El Demodex vive en los folículos pilosos de la piel de todo el cuerpo, especialmente cara y pestañas. Pero no debe preocuparnos mucho, tan sólo existen dos especies de este paråsito que afectan al ser humano.

¿Qué es el Demodex?

Demodex es un ĂĄcaro minĂșsculo (menos de 0,4 mm) que vive en los poros y folĂ­culos del pelo. Generalmente se puede encontrar en la nariz, la frente, la mejilla, la barbilla, y a menudo en las raĂ­ces de las pestañas. Tiene aspecto de lombriz, y sus extremidades son meros tocones.

El Demodex vive cabeza abajo, en los folĂ­culos pilosos, alimentĂĄndose de secreciones y piel muerta. Cada hembra de Demodex puede poner hasta 25 huevos en un solo folĂ­culo. Las crĂ­as se aferran firmemente al pelo mientras van creciendo. Cuando es maduro, el ĂĄcaro sale de la protecciĂłn del folĂ­culo y busca uno nuevo en el que poner sus huevos. Este ciclo suele llevar entre 14 y 18 dĂ­as.

Posee unas garras minĂșsculas y una estructura en forma de aguja que hacen la funciĂłn de boca con las que se alimenta de las cĂ©lulas de la piel. Su sistema digestivo apenas produce desechos, lo que hace que carezca de una abertura excretoria.

SĂ­ntomas que ocasiona el Demodex

Cada vez hay mĂĄs personas que sufren el “sĂ­ndrome de ojos irritados” y la falta de lĂĄgrimas o su mala calidad es la causa mĂĄs frecuente. Ahora hemos visto que muchos de estos casos se asocian a la presencia de un diminuto parasito, el ĂĄcaro Demodex. Se presenta con picazĂłn y caĂ­das de pestañas, es sumamente contagioso y ataca generalmente a los adultos. Es un ĂĄcaro que se aloja en las glĂĄndulas sebĂĄceas y pilosas del rostro; el problema estĂĄ cuando estos parĂĄsitos que se encuentran sobre todo en la nariz, pĂłmulos, barba, frente y pĂĄrpados, invaden los folĂ­culos de las pestañas originando gran irritaciĂłn a los ojos, caĂ­da de las pestañas y pueden constituir un problema serio, de difĂ­cil tratamiento.

El Demodex ha logrado adaptarse a la vida del hombre de tal forma que puede convivir con él sin ocasionarle daños graves. Se alimenta del material secretado por las glåndulas sebåceas del rostro estimulando la constitución grasosa de la piel y por ende la aparición tardía de las arrugas. Pero el problema se da cuando ingresa a los ojos ocasionando problemas como blefaritis o conjuntivitis.

ÂżCĂłmo se contagia el Demodex?

El Demodex se transmite por contagio, desde el uso comĂșn de almohadas hasta por un beso en la mejilla de la persona infectada. Muchas personas no se dan cuenta de la presencia de estos microorganismos, ya que su tamaño, que alcanza apenas los 400 micrones, lo hace invisible a simple vista. Los indicios que pueden tener en cuenta son “la caĂ­da de pestañas, enrojecimiento de los ojos, sensaciĂłn de cuerpo extraño, picazĂłn, ardor y lagrimeo constante. La presencia de estos sĂ­ntomas es un llamado de alerta para que las personas visiten al oftalmĂłlogo, ya que pueden ocasionarse complicaciones mayores como la blefaritis”.

ÂżCĂłmo saber si tengo Demodex?

Los síntomas son muy diversos, aunque el problema nace en la dificultad de su diagnóstico. Se puede sospechar fuertemente su presencia al explorar los pårpados y ver la presencia de un rodete amarillento en la base de las pestañas, observar las glåndulas de Meibomio taponadas e incluso se pueden visualizar directamente al arrancar una pestaña y analizarla bajo el microscopio.

DiagnĂłstico de Demodex

El Demodex sĂłlo puede ser detectado por un examen de laboratorio.
Es muy frecuente entontrar a este parasito en todas las edades. Se le considerĂĄ endĂ©mico en zonas calurosas y hĂșmedas. Se ha encontrado tambiĂ©n en paĂ­ses de zonas climĂĄticas variadas, incluso con climas nĂłrdicos. El factor clave para que aparezca no es tanto un aspecto geogrĂĄfico como un aspecto inmunolĂłgico. La causa principal de su presencia en los ojos, se debe a un descenso de las defensas, un desequilibrio en el sistema inmunolĂłgico, que impide que puedan eliminarse de forma fisiolĂłgica.

Si resulta comĂșn y podemos encontrarlo en climas y edades diversas Âżpor quĂ© debemos combatirlo? Los motivos por los que estos parĂĄsitos deben combatirse son diversos, pero el mĂĄs relevante es porque estos parĂĄsitos estĂĄn implicados en enfermedades tales como la blefaritis, la disfunciĂłn de las glĂĄndulas de Meibomio, el ojo seco y la conjuntivitis crĂłnica. AdemĂĄs, estos parĂĄsitos actĂșan como vectores de bacterias que causan blefaritis bacteriana y que tambiĂ©n, producen antĂ­genos implicados en la inducciĂłn de problemas de la piel como el acnĂ© rosĂĄcea.

Tratamiento para Demodex y Blefaritis

En el caso que el diagnĂłstico se demore, estos parĂĄsitos pueden llegar a complicar el tratamiento y su erradicaciĂłn, ya que generalmente los tratamientos habituales son ineficaces. Para conseguir eliminarlos, se debe aplicar un tratamiento a base de cremas preparadas a partir de la hoja del ĂĄrbol de tĂ©, y combinarlo con un “raspado” del borde de los pĂĄrpados.

El tratamiento consiste en la aplicaciĂłn del Ăłxido amarillo de mercurio, ungĂŒentos antinflamatorios y sobre todo una limpieza constante que si bien no elimina completamente los parĂĄsitos, sĂ­ ayuda a disminuirlos y a equilibrar su nĂșmero para que no ocasione molestias.