Úlcera Corneal

La úlcera de la córnea (úlcera corneal) es una perforación de la córnea, generalmente debida a una infección provocada por bacterias, hongos, virus o la Acanthamoeba; en otras ocasiones es consecuencia de una herida.

¿Qué puede causar una Úlcera Corneal?

Las bacterias (en general los estafilococos, pseudomonas, o neumococos) pueden infectar y ulcerar la córnea una vez que el ojo ha sufrido una herida, haya entrado en él un cuerpo extraño o esté irritado por las lentes de contacto.

Otras bacterias como los gonococos, y ciertos virus, como por ejemplo el herpes, también pueden provocar úlceras de la córnea. Los hongos pueden causar úlceras de crecimiento lento. En muy raras ocasiones, la deficiencia de vitamina A o de proteínas puede producir una ulceración de la córnea.

Cuando los párpados no se cierran correctamente para proteger el ojo y humedecer la córnea, pueden aparecer úlceras debidas a la sequedad y la irritación, incluso sin que exista una infección.

Síntomas de una Úlcera Corneal

Las úlceras de la córnea producen dolor, sensibilidad a la luz y una mayor secreción de lágrimas, todo lo cual puede ser de carácter moderado. Puede aparecer un punto blanco amarillento de pus en la córnea. En ciertos casos, las úlceras aparecen sobre toda la córnea y pueden penetrar en profundidad. Cierta cantidad de pus puede acumularse además detrás de la córnea. Cuanto más profunda es la úlcera, más graves son los síntomas y las complicaciones.

Tratamiento de las Úlceras Corneales

Las úlceras de la córnea pueden cerrarse con un tratamiento, pero pueden dejar como secuelas un material turbio y fibroso que causa cicatrización e impide la visión. Otras complicaciones incluyen las infecciones persistentes, la perforación de la córnea, el desplazamiento del iris y la destrucción del ojo.

La úlcera de la córnea es una urgencia que debería ser tratada de inmediato por un especialista. Para apreciar claramente la úlcera, el oftalmólogo puede aplicar gotas que contienen un colorante llamado fluoresceína. Puede ser necesario recurrir a una terapia con antibióticos e incluso cirugía.

La úlcera de la córnea es una urgencia que debería ser tratada de inmediato por un especialista. Para apreciar claramente la úlcera, el oftalmólogo puede aplicar gotas que contienen un colorante llamado fluoresceína. Puede ser necesario recurrir a una terapia con antibióticos e incluso cirugía. 

Solicitar Información

Por favor escriba su Nombre Completo.
Entrada no válida
Entrada no válida
Por favor escriba su Email.
Por favor escriba su Mensaje.