Pterigión (carnosidad)

¿Qué es un Pterigión?

El Pterigión o mejor conocido como Carnosidad es un crecimiento fibrovascular de la conjuntiva (delgada membrana mucosa que cubre el exterior del ojo) en forma de ala sobre la córnea.

Sinónimos de Pterigión

- Carnosidad.

¿Por qué se origina un Pterigión?

El crecimiento del Pterigión puede favorecerse con la exposición a la radiación ultravioleta (al sol) y con otros factores ambientales como el calor, el viento, el polvo y la sequedad atmosférica. Por lo que es más frecuente encontrarlos en hombres, trabajadores al aire libre y en quienes no utilizan lentes con protección UV.

El Pterigión o Carnosidad se presenta más frecuentemente entre los 20 y 40 años de edad y el curso natural varía considerablemente. Existe una fuerte asociación hereditaria en algunos casos.

Síntomas del Pterigión

El Pterigión o Carnosidad regularmente no causan molestias fuertes pero pueden producir lagrimeo, sensibilidad a la luz, sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento, ardor. Puede disminuir la visión por la inducción de astigmatismo o por un gran crecimiento sobre la córnea que invade el eje visual.

Si produce enrojecimiento o irritación se da tratamiento con gotas. Si persisten las molestias o disminuye la visión, se debe pensar en un tratamiento definitivo.
El tratamiento definitivo es con cirugía. Como toda cirugía existen riesgos de infección, hemorragias, cicatrices remanentes (poco frecuentes). El principal riesgo es que vuelva a crecer.

Causas del Pterigión

La causa se desconoce, pero puede ser más común en las personas que han sufrido exposición a la luz solar o al viento en exceso, como en el caso de aquellas personas que trabajan al aire libre. Entre los factores de riesgo se pueden mencionar la exposición en áreas soleadas, polvorientas, arenosas o de mucho viento. Los campesinos, los pescadores y las personas que habitan cerca del ecuador son quienes con frecuencia resultan afectados y es un trastorno poco común en niños.

Signos del Pterigión o Carnosidad

El signo principal de un Pterigión es un área indolora de tejido blanquecino elevado, con vasos sanguíneos en el borde interno o externo de la córnea.

Diagnóstico del Pterigión

El diagnóstico se confirma con un examen físico de los ojos y párpados y por lo general no se requieren exámenes especiales.

Tratamiento del Pterigión

No se requiere tratamiento a menos que el pterigión comience a obstruir la visión, en cuyo caso se lo debe extirpar quirúrgicamente. Se deben usar anteojos protectores y sombrero de ala para prevenir recurrencias.

Pronóstico del Pterigión

La mayoría de los pterigiones no causan problemas y no requieren tratamiento, pero si el pterigión ha invadido el área pupilar de la córnea, los resultados después de su extracción son buenos.

Complicaciones del pterigión o Carnosidad

Recurrencia después de haber sido extirpado.

Prevención del Pterigión

Utilizar lentes con protección para rayos UV siempre que se está en el exterior. Asimismo, se debe consultar con un oftalmólogo si se ha tenido un pterigión en el pasado y los síntomas reaparecen.

Las personas con pterigión deben ser vistas por un oftalmólogo anualmente para detectar a tiempo la invasión de la pupila antes de que ocurra una interferencia de la visión.

Solicitar Información

Por favor escriba su Nombre Completo.
Entrada no válida
Entrada no válida
Por favor escriba su Email.
Por favor escriba su Mensaje.